Luna llena del 5 de julio del 2020. Eclipse penumbral.

Luna-llena-5-julio-eclipse-lunar

Esta luna llena con el Sol en Cáncer y la Luna en Capricornio a 13º 38′, viene a reforzar la energía de cambio en el eje Cáncer – Capricornio que se viene gestando desde el año anterior. Esta luna llena recoge lo sembrado en la anterior luna nueva del 2 de julio del 2019, un eclipse solar que se daba con Saturno en oposición al Sol y a la Luna y en conjunción exacta al Nodo Sur en Capricornio.

En esta carta de la luna llena del 5 de julio del 2020, tenemos a Quirón en cuadratura con la Luna y el Sol y a un Marte en cuadratura a Mercurio retrógrado en conjunción técnica con el Sol en Cáncer. Estos aspectos unidos vienen a significar el valor de la acción individual y la incidencia de esta en el ámbito colectivo. Una iniciativa para encontrar nuestro lugar en el mundo como individuos y nuestro vínculo de identidad al grupo social y familiar al que pertenecemos.

También Urano, saliendo de su aislamiento, conecta en total sincronicidad con la oposición Sol Luna y con Mercurio retrógrado con dos aspectos fluidos, un sextil a Cáncer sobre el Sol y Mercurio y un trígono a Capricornio sobre la Luna, estos aspectos fluidos permiten introducir la visión a la vez pragmática e innovadora de Urano en Tauro, una visión de lo nuevo como fuente de inspiración con que limar las asperezas de todo lo viejo y gastado.

Mientras Neptuno entra retrógrado dentro de un largo proceso estacionario en los 20º de Piscis, moviéndose dentro del Hexagrama 22, La Gracia, motivando desde el influjo emocional un reencuentro entre lo tribal, lo colectivo y lo individual, abriendo la puerta a enamorarnos nuevamente de nosotros mismos, en la desesperación por escuchar algo nuevo e interesante que nos vuelva a encantar.

La actual lunación se da con los tres protagonistas de la crisis capricorniana retrógrados y con un Saturno entrando de nuevo en su signo de regencia, aproximándose a la triple conjunción que se dará en noviembre. La visión astrológica nos permite apreciar un desenlace, pero mientras este se va gestando, el nudo se deshace entre estallidos de crisis catárticas que se prolongarán aún hasta bien entrado el año 2021. Como si de un parto se tratara, este final de ciclo va a dar a luz algo nuevo. El final de esta crisis es el inicio de tres nuevos ciclos planetarios entre Júpiter, Saturno y Plutón que se dan en total sincronía al mismo tiempo.

Tanto Saturno como Capricornio representan las instituciones y las estructuras del poder estatal, Júpiter representa a la banca, las finanzas y la economía en general y Plutón representa la concentración de poder, tanto puede representar a las oligarquías como a las masas populares. Esta concentración de planetas en Capricornio solo puede traer crisis y cambios drásticos. La buena noticia es que se da de un modo que augura un final feliz con acuerdos que faciliten la resolución de la crisis, especialmente por la conjunción Júpiter Saturno en Acuario al final de todo este ciclo de encuentros en Capricornio.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close